Las clínicas, sanatorios y hospitales, deben tener la fortaleza adecuada que garantice su acción para enfrentar el pico de la Pandemia, en todo el ámbito de nuestro País.

Nuestro Sector viene trabajando con el Ministerio de Salud de la Nación, que tiene nuevamente la rectoría de las políticas de Salud.

Somos, junto al hospital del Estado, las herramientas sanitarias que con sus equipos de profesionales e infraestructura enfrentamos, en primera línea la Pandemia inesperada.

El Sector Salud debe ser protegido porque es esencial e irremplazable. Por eso, junto a la colaboración salarial decidida por el Gobierno, se necesita apuntalar a las Pymes de la Salud que lo contiene.

Se necesitan acciones concretas. Un financiamiento extraordinario, adelantando de forma inmediata pagos de la Seguridad Social, el PAMI y las Obras Sociales Provinciales.

Medidas que permitan salir de este estado peligroso de zozobra económica, que puede llevarlas a la quiebra.

La nueva era nos recibe con su peor cara, que es la enfermedad universal, todavía sin solución científica y cargada de temor e incertidumbre.

Cada argentino en lo suyo tiene que lucir sus valores y para ello nosotros necesitamos un decido apoyo que nos permita cumplir con nuestra función  indelegable.


Compartimos aquí Documento elaborado por la CONFECLISA, miembro de la Comunidad, entregado a las principales autoridades del Gobierno nacional.


Norberto H. Larroca
Presidente